En el cierre de hoy os voy a dejar el texto que nos envía Ignacio Olarreaga sobre la jornada de pesca que vivieron ayer en el coto de Puente Viesgo en el río Pas. A continuación, resumiré brevemente de la primera jornada del Concurso Internacional del salmón.

Texto y foto Ignacio Olarreaga.

Ayer, día 10 de mayo, mi hermano, Patxi y yo pescábamos el coto de Puente Viesgo, en el Pas. Llevaba meses deseando que llegará este día, sin duda el día más esperado de toda la temporada. Sin embargo, las ganas de pescar este coto disminuyeron considerablemente el lunes de la semana pasada, cuando vi unas fotos del estado del río, que venía sin apenas agua. Viendo esto, estuve indeciso sin saber que hacer durante toda la semana. Pero sabiendo que Puente Viesgo nos podría deparar alguna sorpresa, la tarde del jueves decidimos ir a pescar el viernes.

Una vez que llegamos al coto, nos subimos hasta el límite con el vedado, y de ahí tiramos hasta el límite con Covanchón, decidiendo todo lo que había que pescar: posibles cuevas, zonas profundas donde no se ve el fondo… A priori, lo que más merecía la pena eran los dos espumeros que tenía el coto. Viendo esto, mi hermano y Patxi empezaron a pescar los espumeros, mientras que yo me subí al límite superior (junto el vedado), para ir echando en todos los rincones donde pudiera haber algún salmón metido, hasta llegar donde estuvieran ellos. Y así, llegué hasta Las Escuelas. Venía escaso de agua, y aunque había algo de corriente, sabía que cuando pegase el sol se vería todo, así que decidí no echar. Pero según me iba, algo me decía que tenía que echar al menos una varada ahí. Así que retrocedí, saqué nueve metros de caña, y empecé a pescar. De pronto, noté como la puntera dio un brusco golpe hacia abajo. Mantuve el cebo en el sitio a la espera de que repitiese, pero no volvió a hacerlo. Así que después de un rato decidí seguir con la varada, y un metro más abajo de la picada inicial, volví a sentir como bajaba la caña bruscamente río abajo varias veces. Desafortunadamente, no fui capaz de llegar a prenderlo.

Cuando el sol salió, divisamos tres salmones en Las Escuelas, unos 10 metros más abajo de donde sentí la picada. Temblando y con los pelos de punta, cruzamos el puente y les entramos desde el otro margen. Lo intentamos de todas las maneras, que si con quisquilla natural, con cocida, con las dos a la vez, con lombrices, sin lombrices… Pero no hubo manera.

A media mañana, tuvimos la suerte de conocer a Isidro y Santi, de quienes aprendí muchas cosas en muy poco tiempo, y a quienes estoy muy agradecido. Así que caña en mano, Isidro, mi hermano y yo cruzamos el puente con la intención de echar un rato a ninfa, mientras los demás se quedaban viendo los salmones en el otro lado del río. Yo, nunca había pescado a ninfa, y fue precisamente Isidro quien me enseñó a hacerlo. Así que después de una pequeña clase teórica, empecé a echar mis primeros “ninfazos”, y en una de estas, el salmón arranco y cogió la ninfa, con la mala fortuna de no llegar a prenderlo. Seguimos así buena parte de la tarde, consiguiendo que el salmón subiera varias veces a por la ninfa, pero sin éxito.  Sinceramente, el ver como en una de estas el salmón arranco detrás de la ninfa y la acompañó hasta sacar la cabeza fuera del agua fue de las cosas más emocionantes y bonitas que he vivido en la pesca. Y así entre “ninfazos” y varadas a cebo, nos quedamos casi sin luz.

Dicho esto, me gustaría darles las gracias otra vez a Isidro y Santi quienes, de manera desinteresada, decidieron acercarse hasta Puente Viesgo, e intentaron con todas sus fuerzas y empeño que nos hiciéramos con el “rey del río”. ¡Y por supuesto a mi padre, que es el responsable de haberme “envenenado” con esto de la pesca del salmón!

Durante el día de hoy se celebraba la primera jornada del Concurso internacional del salmón en el río Ulla. Normalmente en el Concurso el tema principal de los pescadores es el salmón pero este año, poco más se hizo que hablar el nuevo anteproyecto de Ley. El descontento entre los pescadores es generalizado, pero hoy no vamos hablar de este tema.

Como sabéis en el coto de Ximonde pescan 24 deportistas repartidos en dos turnos de 12 pescadores que se alternan cada dos horas y media. Los otros 24 restantes se reparten entre los cotos de Santeles, Pontevea y Ximonde.

Los pescadores son conscientes de que este a las cosas no pintan nada bien aún así todos fueron pescar a sus respectivos cotos, incluso Pontevea y Sinde. Las noticias que nos llegaban desde los cotos de Sinde y Pontevea no eran buenas, pero lo sabíamos de antemano. Los pescadores de Santeles me comunicaban que habían visto como un par de salmones se bañaban en repetidas ocasiones. Por desgracia no fueron capaces de engañar al plateado.

En los últimos años, el Concurso del salmón, está acostumbrándonos a que los primeros salmones salgan en puestos como el de Venezuela, el prado de Louzao y el Bote. Sin embargo, estuvimos especialmente atentos a las primeras varadas del Penedo, con el río alto suelen obtenerse buenos resultados en los primeros minutos. Durante toda la mañana los pescadores fueron alternándose los puestos, siendo de los más solicitados el puesto de Louzao. Al parecer varios pescadores vieron como se bañaba un salmón en el cabecero de la Isla. Varios tentaron la suerte a cucharilla, incluso algún intrépido (Rubén de la Fuente) se atrevía a entrar en la isla con la River Flou de Tubertini.

Como nos temíamos, la jornada finalizó sin capturas y con el río bajando durante todo el día. Los pescadores tendrán que esperar a la jornada de mañana para ver si algún plateado decide tensar las varas de los participantes. Desde aquí podréis ver más fotos. Ver fotos

Cierre de la jornada del día 11 de mayo.

Damos por finalizada la jornada del día 11 de mayo del 2019. Tras hablar con los centros de precintaje de los diferentes ríos tenemos que finalizar la jornada del día 11 de mayo del 2019 con tan solo una captura pasada por el centro de precintaje de La Rodriga.

Río Bidasoa: Sin capturas

Río Cares – Deva: Sin capturas

Río Eo: Sin capturas

Río Esva: Sin captura

Río Lérez: Sin capturas

Río Mandeo: Sin capturas

Río Masma: Sin capturas

Río Miño: Sin información

Río Narcea – Nalón: 1 captura

  • Un deportista, 5,275 kg a cebo natural en la zona libre.

Río Sella: 1 captura

  • Un deportista, 4,560 kg a cebo natural en la zona libre.

Río Ulla: Sin capturas