Me gustaría empezar felicitando a dos pescadores que hoy consiguieron dos capturas, sin embargo, tengo que empezar hablando de lo sucedido en el coto de Ximonde durante los primeros días de pesca que roza el surrealismo.

El primer día de pesca uno de los titulares enganchó en el puesto de O Bote un cordel de unos 25 metros de largo. En principio pensábamos lo peor; nos imaginábamos que sería una cuerda para pasar un trasmallo. Al sacar por completo esta cuerda, y ver que en un extremo había un ladrillo y en el otro extremo un palo, nos dimos de cuenta que estábamos errados y que seguramente sería un durmiente (utensilio parecido a un palangre). Algo muy similar a lo que os pongo en esta foto, pero sin las boyas amarillas.

Poco después, en el Puesto Roto el mismo pescador volvió a enganchar otro durmiente. Exactamente igual que el primero, la única diferencia es que éste tenía una longitud de unos 6 metros. En primera instancia pensamos que estos durmientes habrían llegado al coto de Ximonde arrastrados por las corrientes de las últimas crecidas. Lo que sí teníamos claro es que estos durmientes no llevan mucho tiempo en el agua, la cuerda está nueva.

Hoy día 4 de mayo los pescadores han vuelto a encontrarse con otros dos durmientes. Uno de ellos estaba situando en el puesto de O Penedo. Para sacarlo hemos tenido que tirar de ingenio, pero al final hemos conseguido retirarlo del río. El modus operandi es el mismo. Ladrillo a un extremo, palo a otro y entremedias una cuerda de unos 5 metros de largo. Poco después otro pescador vuelve a enganchar desde el puesto de Perejil otro durmiente, el cual resultó imposible sacarlo del río. El que hoy nos hayamos encontrado estos durmientes colocados estratégicamente en lo mejores puestos de Ximonde, no pueden tener otra utilidad que la de incordiar a los pescadores e incomodar a los salmones. Me cuesta creer que el desalmado que esté tirando estos durmientes sea un pescador.  Pero sí tengo claro que es premeditado y con alevosía y desde luego buen conocedor del coto y sus posturas.

Ya que estamos con malas noticias os informo que me están llegando quejas de la situación actual de muchos de los cotos de pesca gallegos. Al coto de Sinde es imposible acceder; la maleza se adueñó del coto y resulta imposible echar una varada sin enganchar con algo. Lo mismo suceden en el Lote 3 de Celeiro. No voy a dar explicaciones, la imagen que va a continuación habla por sí sola. Lo que no entiendo es para que narices nos cobran los cotos, solo con ver todo lo que he escrito hoy da ganas de quedarse en casa.

Vámonos a lo que nos interesa. A primera hora de la mañana nuestro amigo e integrante del grupo de WhatsApp nos enviaba la foto de un bonito ejemplar pescado en el río Nalón – Narcea. Luis Eduardo López Alvare, más conocido por Villa, sacaba a cebo natural un salmón de 5,845 kg. Felicidades Villa.

Durante la jornada de hoy se pescaba el Campanu del río Masma. El afortunado, también amigo de esta casa, fue Álvarez Cascos. Álvarez Cascos ha sacado un fantástico salmón de 7 kg a cebo natural en el Lote  de Celeiro.

.

Cierre de la jornada del día 4 de mayo.

Damos por finalizada la jornada del día 4 de mayo del 2019. Por el centro de precintaje pasaron un total de 6 salmones.

Río Cares – Deva: 1 captura

  • César Hemilio Nava Fernández, de Oviedo, 4,750 kg a cebo natural en el coto de La reguera.

Río Eo: Sin capturas

Río Esva: Sin captura

Río Lérez: Sin capturas

Río Mandeo: Sin capturas

Río Masma: 1 captura

  • Francisco Álvarez – Cascos Fernández, Valdés (Asturias), 7 kg a cebo natural en el Lote 1 del Coto de Celeiro.

Río Miño: Sin información

Río Narcea – Nalón: 2 capturas

  • Luis Eduardo López Alvare (Villa), 5,845 kg a streamer en la zona libre.
  • Un deportista, 4,285 kg a cebo natural en la zona libre.

Río Sella: 2 capturas

  • Miguel Ángel Vivero Cueto, de Arriondas, 5 kg a cebo natural en la zona libre.
  • Un deportista de Oviedo, 4,430 kg a cebo natural en la zona libre.

Río Ulla: Sin capturas