Durante esta jornada salieron dos salmones en los cotos del río Ulla. El primer salmón salía en el coto de Santeles por Javier García, de Caldas. Javier se mostraba muy contento, pero cuando charlábamos con él me daba cuenta que aún no había asimilado su captura. Javier nos narraba cómo había sido su captura. <<Al principio pensé que era una trucha grande, no tiraba mucho. Llamé en repetidas ocasiones a mi hermano, porque por momentos me parecía que sí era un salmón>>. Nos contaba el Caldense que había tenido mucha suerte con su primer salmón. <<No ha tirado mucho, en menos de 5 minutos estaba fuera>>. Su hermano también nos decía que la sacadera era pequeña y que sufrieron mucho para darlo metido en ella. <<En cuanto entró en la sacadera se soltó la cucharilla>>.

En Ximonde también sacaron un salmón en el puesto de O Penedo. Momentos antes de esta captura, un ribereño de la zona vio como un salmón pasaba por debajo del puente e iba derecho al Penedo. En ese momento José Díaz Ledo, empezaba a echar una mosca que enseguida atraparía el plateado. Poco después el deportista conseguía encestar, también su primer salmón, en la sacadera que aguantaba su compañero.

Antes de irnos al cierre de la jornada del día 5 de mayo de 2019 os dejo un pequeño texto de Ignacio Olarreaga que nos envía de su día de pesca en el coto de Béjar.

Ayer, 4 de mayo, mi padre y sus dos compañeros pescaban en el Nansa el coto de Béjar. La fecha era buena, y el coto decente. Solo faltaba cruzar los dedos para que el río viniese en condiciones y hubiese alguna entrada de salmones. Sin embargo, no pasó ni lo uno ni lo otro. El río bajaba sin agua, y no parecía que hubiera salmones. Aun sabiendo que las opciones de prender un salmón eran muy escasas, preparamos las cañas y nos pusimos en marcha para pescar. Yo acompañé a mi tío a La Veguca, la postura que linda con el coto de Olios. Como era de esperar, bajaba un hilillo de agua. Mientras tanto, mi padre y Josu se dirigieron al Béjar, el pozo de en medio. Cuando llegaron, se dieron cuenta de que había cambiado por completo, había ensanchado. Este también venía bajo de agua, pero bastante más bonito que la Veguca. Aun así, no hubo suerte. Y así nos dieron las once y media de la mañana. Prácticamente rendidos y sin ánimo, decidimos dejar de pescar y picar algo. Y así, nos dio la una, hora que aprovechamos para ir a comer. Después de comer, sin saber muy bien que hacer, decidimos intentarlo otra vez. Nada más llegar nos encontramos con el guarda, quien nos dijo que esta semana había visto bañarse un salmón en el pozo Béjar y otro en el Carbón (Coto de Olios). Esto, obviamente nos animó un poco e hizo que pescáramos con fe, ya que algún salmón se había visto, cosa que hasta la semana pasada no era así. Mi padre marchó a la Veguca mientras nosotros pescábamos el pozo Béjar. Pero ni siquiera así conseguimos dar con algún salmón. Al final, entre varada y varada, nos dieron las 8 de la tarde.

El río baja mal de agua, pero algún pez se ha visto. Está claro que todavía no ha habido ninguna entrada de salmones. Pero por las fechas que son, tiene que haberla de un día para otro. Vamos a ver si el río sube un poco y empiezan a entrar los peces. Nosotros ya le hemos dicho adiós al Nansa hasta la próxima temporada. Pero recomiendo a todos los que todavía tengáis coto, que os acerquéis a echar alguna varada, que los salmones tienen que estar al caer.

Cierre de la jornada del día 5 de mayo.

Salvo captura de última hora damos por finalizada la jornada del día 5 de mayo del 2019 con 5 salmones pasados por los centros de precintaje.

Río Cares – Deva: 1 captura

  • Víctor Ruíz García, de Noriega, 4,100 kg a cebo natural en la zona libre.

Río Eo: Sin capturas

Río Esva: Sin captura

Río Lérez: Sin capturas

Río Mandeo: Sin capturas

Río Masma: Sin captura

Río Miño: Sin información

Río Narcea – Nalón: 1 captura

  • Samuel González Flórez, de Prahua (Candamo), 7,970 kg a cebo en la zona libre.

Río Sella: 1 captura

  • Enrique Rodríguez Arboleya, de Oviedo, 4,600 kg a mosca en el coto de Remolina.

Río Ulla: 2 capturas

  • Javier García Duarte, de Caldas, 5,268 kg a cucharilla en el coto de Santeles.
  • José Díaz Ledo, de Tui, 4,590 kg a mosca en el coto de Ximonde.