Día 19 de abril 2017

El pasado lunes 17 de abril la Xunta soltaba algo más de 7000 alevines de salmón en el río Ulla. La conselleira de Medio Ambiente, Beatriz Mato, hacía unas declaraciones que en nuestra primera lectura no nos llamó especialmente la atención, pero al volver a repasarla empezamos a cuestionar sus palabras. En el comunicado oficial pone lo siguiente:

“La conselleira manifestó que gracias a este trabajo de recuperación, en la actualidad se puede seguir pescando salmón en el río Ulla y en el resto de los cotos gallegos de esta especie. Estas medidas permiten iniciar la temporada de pesca en aguas salmoneras el próximo 1 de mayo en las mejores condiciones, aclaró y recordó que la temporada concluirá el 31 de julio, o antes en caso de que se consiga el cupo. Indicó que a partir de ese momento sólo se podrá practicar este deporte fluvial en la modalidad de pesca sin muerte, prolongándose esta hasta el 30 de septiembre. Señala que el 2016 fue un buen año para el salmón, ya que se capturaron 180 ejemplares, casi los mismos que en la década de los 80.”

No dudamos del trabajo realizado por la Consellería en la recuperación del salmón, es cierto que el Ulla pasó por momentos muy malos y hubo años que no se pescó ni un solo salmón. Gracias a los esfuerzos y el trabajo de Pablo Caballero, hoy, Jefe de Consevación da Natureza de Pontevedra podemos seguir pescando salmón en el río Ulla, pero los datos facilitados por Mato son erróneos. En 1980 en el río Ulla se precintaron 543, en el Eo 1226 y la sumatoria de los salmones precintados en Galicia fue de 2091. Es cierto que a finales de los años 80, las capturas cayeron empicadas y en el año 1989 tan solo se precintaron 13 salmones. Si sumamos los salmones precintados en el río Ulla en la década de los 80 nos dan 1760 que salen a 176 salmones por año. En el río Eo, en esa misma década se precintaron 4807 salmones, la media por año es de 480,7. La media anual en los años 80 de salmones precintados en los ríos gallegos asciende a 817,5 salmones.

Personalmente creo que estamos muy lejos de esas cifras, pero sin duda, los frutos del trabajo realizado por la Consellería se están viendo y la población del salmón va en continuo crecimiento.

Otra mala jornada termina con tan solo un salmón precintado en los ríos Asturianos.

  • Río Eo: Sin capturas
  • Río Esva: Sin capturas
  • Río Narcea – Nalón: Sin capturas
  • Río Sella: (1 captura)

Emilio Manuel Álvarez Suárez de Pola de Laviana, 4,110 kg a cucharilla en el coto del Golondroso.

  •  Río Cares – Deva: Sin capturas