Aparecen más de 2000 peces muertos en el río Ulla

El pasado viernes la zona alta del Ulla (Monterroso) despertaba con un panorama desolador, más de 2000 peces de los cuales más de 600 eran truchas, aparecían muertos en un tramo de 1.500 metros de longitud, comprendido entre A Peneda y Ponte Pedríña. “La voz de alarma la daba un vecino de la zona que paseaba a última hora de la tarde del jueves por una de las orillas y vio varios peces muertos” cuenta Fernando Roberto García, presidente de la asociación de pescadores de A Ulloa. Durante la mañana del viernes, el presidente de este colectivo, acompañado de otros socios, acudieron a primera hora del día para examinar sobre el terreno lo sucedido. “Tan pronto vimos este desastre, avisamos a Aguas de Galicia a Seprona y a los agentes de Medio Ambiente quienes se encargaron de tomar muestras del agua para poder analizarla.

El alcalde del municipio descarta que el problema se deba a un vertido de la Edar y asegura que la subida de temperatura producida por la ola de calor vivida en los últimos días, sería seguramente la causa más probable de este desastre ecológico.

En otras zonas del río con un cauce similar no se produjeron muertes de los peces, y recordamos que, en varias ocasiones esta misma zona del río, situada a 2 km aguas abajo de la Edar, ya aparecieron peces muertos. En agosto del 2011 aparecieron más de 1300 truchas muertas en esta misma zona y en el 2009 se contabilizaron más de 1.500 truchas.