Hemos tenido que esperar al segundo día pesca para que saliese un salmón en el río Ulla. Hoy por la mañana sobre las 10:00 horas un deportista que prefiere seguir en el anonimato sacó el campanu del Ulla. El salmón de 3,728 kg y 70 cm de longitud máxima fue pescado a cucharilla en el puesto de Venezuela. El deportista prefiere mantenerse en el anonimato puesto que es partidario de la pesca sin muerte.

En los últimos días los pescadores de toda España, en especial los gallegos, están pendientes de la publicación en el DOG del Anteproyecto de la nueva ley de pesca. En las declaraciones de ayer, El presidente del Gobierno Gallego Alberto Núñez Feijóo, destacó que uno de los principales cambios de esta normativa será que los menores de 14 años y los mayores de 65 estarán exentos de pagar la licencia de pesca. Uno de los objetivos principales de esta ley de pesca es la implantación de la pesca sin muerte y que consiga un equilibrio con la tradicional.

Os dejo el texto completo del gabinete de prensa.

El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, avanzó hoy en la rueda de prensa del Consejo que Galicia contará con una nueva Ley de Pesca Continental que apostará por el relevo generacional; la educación, la sensibilización y el respeto de la conservación de los ríos; el fomento de la pesca sin muerte y el desarrollo del rural tanto en el ámbito económico cómo turístico.

“Estamos hablando de una ley que permitirá convertir a los más jóvenes, la futura población adulta, en los primeros defensores del ámbito fluvial; impulsar la pesca sin muerte poco a poco, pero de forma determinante, como un modelo sostenible; emplear la pesca como herramienta de desarrollo turístico, económico y social del medio rural; y dotarnos de una buena planificación estratégica de gestión de la pesca para optimizar la gestión de los recursos”, insistió.

En relación al relevo generacional, Feijóo destacó que el texto impulsará la puesta en marcha de las escuelas de río, con el fin de implicar y educar a los más pequeños en la conservación de los ecosistemas acuáticos continentales. Añadió, como novedad, que las personas de edad igual o inferior a 14 años podrán practicar pesca deportiva y recreativa sin necesidad de licencia, siempre acompañados de un adulto; y la gratuidad de tasas “se extenderá tanto a los menores de edad como a los mayores de 65 años”, precisó.

El nuevo documento fomentará también la pesca sin muerte, que va ganando adeptos en España y constituye la regla común en la mayoría de los países con tradición en el ámbito de la pesca. “El objetivo es que aumente progresivamente su implantación y que se consiga un equilibrio entre esta modalidad y la tradicional”, dijo, y especificó que para lograrlo el anteproyecto recoge medidas como actividades de promoción y divulgación; programas de formación específica dentro de la Estrategia gallega de educación ambiental; la gratuidad de los permisos de pesca sin muerte para los menores de edad; y la limitación de esta modalidad como la única permitida en el caso de los escenarios deportivos, sociales y de formación.

Sobre este punto, Feijóo precisó que se incluirá una nueva clasificación para los más de 14.000 km de ríos de cierta entidad, con dos nuevas categorías. “Se mantendrá la categoría de masas de agua de especial interese para la riqueza piscícola. Y, se añadirán las categorías de: escenarios deportivos, sociales y de formación, y de aguas de aprovechamiento privado”, afirmó.

En lo tocante al fomento de la pesca como instrumento de desarrollo turístico del medio rural, Feijóo subrayó que se prevé la concesión de aprovechamientos piscícolas en tramos de ríos, embalses y lagunas, a empresas turísticas, prioritariamente asociaciones. Y, se incluirá la especial protección y regulación para determinadas actividades tradicionales de pesca continental, como las pesquerías del río Ulla y las estacadas del Tela.

Asimismo, con respeto a los principios básicos de esta ley, se redactará un Plan gallego de ordenación de la pesca continental. Y hace falta destacar también que el plan recogerá que las repoblaciones y sueltas serán realizadas únicamente con especies autóctonas y pondrá límites a las especies exóticas invasoras.

Otra de las novedades es la prohibición del empleo de sustancias o aparatos paralizantes, tranquilizantes, atrayentes o repelentes de peces, así como pesos que contengan plomo y la pesca con peces vivos. “Además, se introducirá un sistema de autoguiado para el caso de los reos, en el que el propio pescador será el que comunique a la administración los datos de los reos capturados a través de una aplicación informática”, precisó.

Se reducirá un 20% el importe de la sanción propuesta cuando el pescador reconozca su responsabilidad; y, otro 20% cuando efectúe el pago en período voluntario dentro del plazo para presentar alegatos.

“En Galicia hay aproximadamente unos 55.000 pescadores de pesca continental y 14.000 kilómetros –de los 30.000 km de ríos- susceptibles de pesca. Incorporamos a la ley medidas con el fin de poner a funcionar este activo de la misma forma que en otros países”, concluyó.