El pasado 25 de julio, Pablo Vilarelle y Luis Miramontes pescaron el Lote 3 de A Pontenova. A las 17 horas me comunicaban telefónicamente que habían pescado un salmón y que no eran capaces de localizar los guardas. Tras repetidas llamadas fueron a Amaido y desde allí dieron localizado a un guarda (que no estaba de servicio) pero se acercó a precintarles el salmón. Habían pasado más de tres horas. En esa ocasión le restamos importancia, pensamos que podría haber sido sin mala intención.

Durante la jornada de ayer día 28 de julio, otro deportista ha tenido la fortuna de pescar un salmón de 3,600 kg a mosca en el Lote 3. El pescador se encontraba solo en el coto y la alegría de haber sacado el salmón sin ayuda pronto se truncaría. Ya con el salar en el coche el pescador llama a la guardería para comunicarles que iba a precintar un salmón, pero los dos teléfonos disponibles de la guardería gallega estaban apagados, por lo que decide ir al centro de precintaje de Xesteiras a ver si hay algún guarda allí o si tienen algún otro número de teléfono al que poder llamar. Como el centro de precintaje de Xesteiras estaba cerrado y no había más teléfonos a los que llamar decide irse al centro de precintaje de Salmeán, el cual, también se encontraba cerrado. A media tarde el pescador me llama para informarme de lo que le estaba sucediendo. <<Salva, no sé qué hacer. Los guardas no me cogen y nadie me puede precintar el salmón>>. El chaval era sabedor de que si la guardia civil lo cogía con el salmón sin precintar en el coche le podían meter un buen “puro” decide irse al cuartel de la guardia civil para informarle de la situación, pero estos no pudieron resolverles su problema por lo que el pescador se fue para casa con el salmón sin precintar. En ese momento se acuerda que a la hora de comer había visto dos coches de la guardería aparcados junto un bar en A Pontenova. Tras hablar con el responsable del bar, logran localizar a un guarda que está fuera de servicio. El guarda le comunica al pescador que está fuera de servicio, muy lejos de A Pontenova y que no fue capaz de hablar con los agentes que estaban de servicio. “Amigo, hoy no se te va a precintar el salmón”.

¿Qué pasaría si cogen al pescador con el salmón sin precintar en el coche? ¿Quién se haría cargo de la multa? ¿Quién garantiza que en los lotes gallegos del río Eo no están pescando furtivos? ¿Cuántos salmones se fueron del Eo sin precintar desde que cerró la pesca en Asturias?

No sabemos qué pasa en el río Eo con algunos agentes de la guardería gallega; no sabemos si el problema es de la guardería o de la administración. Lo que sí sabemos es que de un río no se puede ir un pescador con un salmón sin precintar.