Como cada año por estas fechas, los cormoranes vuelven a adueñarse del río Ulla. Durante estos últimos días son muchos los ejemplares que se ven repartidos a lo largo de la cuenca del Ulla, especialmente en zonas de aguas paradas como la parte superior del coto de Sinde, donde varias parejas habitan durante todo el año. En la zona de Ximonde también se ven durante gran parte del año.

 

En esta ocasión nos centramos en el coto de Pontevea, donde una gran cantidad de cormoranes dan caza a los peces día a día y en ocasiones bajan al mismo pozo dos o tres veces por día. Las zonas más afectadas de este coto son; la desembocadura del río Vea, la zona media del coto (A Burga) y la zona baja (junto el puente romano).

 

Os dejamos dos vídeos, donde podéis ver la gran cantidad que día tras día asedia la zona del coto de Pontevea.